martes, 10 de abril de 2012

Riego y Drenaje en el cultivo de cacao

La necesidad de agua en la planta de cacao van del orden de 1.500 a 2.500 mm repartidos en todo el año para zonas cálidas y de 1.200 a 1.500 en zonas más húmedas. La cantidad mensual de agua es de 100 mm en los meses más secos, factor a considerar en huertas bajo riego.

En cultivos tecnificados, se puede aumentar la producción hasta 40qq de cacao seco por  hectárea y a 25qq en huertas tradicionales. Todo esto complementando el riego con podas y fertilizaciones adecuadas y oportunas.

Gran parte del éxito de una huerta de cacao se basa en un óptimo diseño del sistema de riego. Si se hace por gravedad, se pueden corregir carencias de agua de algunas zonas de la huerta y adoptar medidas adecuadas para que ningún rincón quede sin regar. Pero si se opta por un sistema de bombeo a presión, hay que elegir meticulosamente la mejor ubicación de los aspersores, difusores y goteros para asegurar una cobertura perfecta a todas las plantas. La cantidad de agua necesara para ajustar el sistema depende del tipo de árbol, su grado de desarrollo, del tipo de suelo, la estación del año, el viento, la humedad ambiental, la cantidad de las últimas lluvias, etc.

¿De mañana o por la noche? Es cierto que muchos agricultores recomiendan regar por la mañana en invierno y por la tarde en verano, entendiendo que en la época seca se aprovecha mejor el agua en las horas vespertinas porque no se evapora tan deprisa. Pero la idea, sin ser falsa, olvida que si se riega en la tarde o noche, el agua permanece largo tiempo ahogando las raíces, sin ser utilizada. El mejor momento para regar es la primra hora de la mañana.

Si tenemos plantas en ambientes secos, lo que hay que hacer es compensar esta carencia con cualquier método que sea conveniente para las plantas y económico para el agricultor.
Fuente: Manual de Cultivo de Anecacao, disponible a la venta en nuestras oficinas de Guayaquil y Quevedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada